lunes, 29 de febrero de 2016

Peñacaballera prohíbe los "perros sueltos" en el municipio

ENTRESIERRASrd | El Ayuntamiento fija multas de hasta 300 euros a los que incumplan la nueva normativa municipal
El Ayuntamiento de Peñacaballera aprobó el pasado 4 de febrero e hizo efectivo el pasado viernes la nueva normativa municipal que a través de una ordenanza específica tiene por objetivo evitar que los perros de la localidad caminen sueltos.
La normativa, que regula de este modo la tenencia de perros en el término municipal, dispone que los propietarios de los mismo serán directamente responsables de los daños o afecciones a personas y cosas y de cualquier acción que ocasione suciedad en vía pública producida por animales de su pertenencia. En ausencia de propietario, será responsable subsidiario la persona que condujese al animal en el momento de producirse la acción de daños o suciedad.
Entre la normas que se regulan destaca la prohibición de dejar sueltos, sin correa o arnés, cualquier clase de perro en todo el casco urbano, reafirmando como "medida higiénica ineludible" quelas personas que conduzcan perros por vía pública, estarán obligadas a impedir que aquellos hagan sus deposiciones en cualquiera de las partes de vía pública destinadas al paso, estancia o juegos de los ciudadanos, o en su caso, "recoger y retirar los excrementos e incluso limpiar la vía pública afectada si fuese necesario".
Los perros dedicados a la guarda de fincas rústicas o cuidado de ganado, sólo podrán estar sueltos en fincas cerradas; en las abiertas, deberán estar sujetos, salvo que estén controlados, para evitar que acometan a las personas que transiten por los caminos, y que causen daños en las fincas colindantes.
Sanciones de hasta 300 euros
Ante una acción pudiera causar el perro en la vía pública se pondrá en conocimiento a las autoridades municipales quienes estarán facultados en todo momento para, por un lado, exigir del propietario o tenedor del animal la reparación inmediata de la afección causada y por otro retener al animal para entregarlo a las instituciones correspondientes.
Para ello el Ayuntamiento ha aprobado la imposición de sanciones con multas que pueden ir de los 100 a los 300 euros en caso de reincidencia en los hechos, estipulando un plazo de prescripción de las infracciones de seis meses.
"Excrementos hasta en el patio del colegio"
"El problema es que aquí siempre se ha respetado el llevar los perros atados y no dejarlos sueltos sin control ninguno", ha comentado Javier Valencia, alcalde de Peñacaballera a esta plataforma, "pero hace ya algún tiempo hay varias personas que no hacen caso y los dejan sueltos, haciendo sus necesidades donde les da la gana, incluso en el patio del colegio o en el arenero del parque. Ante esta situación el Ayuntamiento decidió tomar medidas a través de nuestras normativas municipales"
"Aunque en algunos pueblos todavía es habitual ver todo tipo de animales sueltos por las calles, perros, gallinas.... aquí ya hace mucho que no se ve eso. Nuestro objetivo es velar siempre por la salud pública en nuestras calles y por la buena convivencia del municipio".



SÍGUENOS EN FACEBOOK

1 comentario:

  1. Los pueblos empiezan a dejar de serlo. Hasta dónde llegaremos....

    ResponderEliminar