lunes, 23 de enero de 2017

"El vórtice energético de la Capilla de la Blanca es algo absolutamente anómalo"

ENTRESIERRASrd | Un grupo de radiestesia de Madrid realiza estudios telúricos en la cima de la Peña de Francia obteniendo resultados "sorprendentes"
Existen otros mundos pero están en este. La poesía, que dio fama al francés Paul Éluard, se ha convertido en frase de referencia para los amantes del ocultismo y los misterios, disciplina seguida por miles de personas debido a su impacto mediático.

Una de las más extendidas teorías en este mundo pseudocientífico es el de los "vórtices energéticos", o masas de energía que se mueven en un movimiento de rotación o giro, causando una depresión o vacío en el centro… Fenómenos basados en fuerzas eléctricas, magnéticas o electromagnéticas que emergen de la Tierra y que se convierten en áreas de concentración de alta energía. Los nuevos modelos científicos están asociando este tipo de lugares con la Ley de Cuerdas, derivada de la física cuántica.
Los amantes de estas teorías recorren kilómetros y kilómetros para encontrar estos "lugares de poder" o vórtices energéticos, que generalmente van asociados a lugares religiosos, prehistóricos y rincones naturales.
Como curiosidad, más allá de la posible verdad de las afirmaciones, nos acercamos hoy a la cima de la Peña de Francia, lugar mágico y sacrosanto donde los haya, hasta donde se ha acercado un grupo de "sanadores cuánticos" de Madrid para intentar localizar en el lugar alguno de estos vórtices geodésicos.

Sus resultados son, cuanto menos, sorprendentes. Así, la agrupación ha desvelado que existen tres vórtices geodésicos en la cima de la Peña de Francia.
Uno primero y potentísimo localizado en la cripta del "hallazgo" o capilla de la Blanca. El vórtice aquí alcanza las 33.000 UB (Unidades Bovis, unidad de medida a nivel vibracional de estos vórtices). El punto energético se encuentra justamente a la derecha del altar, junto a la roca que emerge de la tierra y "también se nota su efecto en el exterior de la capilla".
Cabe destacar que los "biómetros de Bovis" que miden este tipo de lugares suelen llegar hasta los 30.000 UB por lo que se está hablando de un vórtice de dimensiones fuera de lo común.
El grupo radiestésico también localizó otro vértice en el presbiterio de la iglesia, que alcanza la no despreciable cifra de los 24.500 UB y un tercero de 13.500 UB localizado en el comienzo de la nueva nave central del santuario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario